11/30/2015

Untitled

Love existed before heaven or earth.

Love’s presence is not from our time.

Hafiz

De los "Diarios"

Lloré porque se fue el ser con el que pensaba unirme y constituir una pareja como tantas otras. Lloré porque jamás conoceré el encanto de la comunicación plena. Lloré porque la llave que abrió la puerta indicó un claustro (¡ el anhelado encierro junto a los libros! ¡La soledad infinita!). ¡Sí! Lloré porque terminó la farsa. ¡Abajo las máscaras! Éste es tu lugar, Alejandra, y jamás saldrás de aquí. Éste es tu lugar, junto a Rimbaud y Nerval. ¡Junto a Vallejo! Junto a los adorados seres inexistentes que jamás te desilusionarán y a los que nunca cansarás con tus andares de neurótica mundana. Heme acá. Las cuatro paredes rodean mi alma. Hemos llegado al final de un experimento necesario y fracasado. Acá. Sí. Con la pluma y el llanto que nutre conmovedor la savia de mi escritura. ¡Sola!

Alejandra Pizarnik

Fragmento

Pensando que el camino iba derecho,
vine a parar en tanta desventura,
que imaginar no puedo, aun con locura,
algo de que esté un rato satisfecho.

Garcilaso de la Vega

Fragmento

Aguante usted el ser calificada de nerviosa. Pertenece usted a esa familia magnífica y lamentable que es la sal de la tierra. Todo lo grande que conocemos nos viene de los nerviosos. Ellos y no otros son quienes han fundado las religiones y han compuesto las obras maestras. Jamás sabrá el mundo todo lo que se les debe, y sobre todo lo que han sufrido ellos para dárselo.

Marcel Proust

Cercanías

No necesito ir muy lejos
para soñar
Un tren de cercanías me basta
Unas vías herrumbrosas que corren
al borde del mar
y ya me siento en otro mundo
Mi ignorancia de la nomenclatura
me permite bautizar con otros nombres
Mi ajenidad
-soy la extranjera, la de paso-
es la ciudadanía universal de los sueños.

Cristina Peri Rossi.

Dialéctica de los viajes

Para recordar
tuve que partir.
Para que la memoria rebosara
como un cántaro lleno
-el cántaro de una diosa inaccesible-
tuve que partir.
Para pensar en ti
tuve que partir.
El mar se abrió como un telón
como el útero materno
como la placenta hinchada
lentas esferas nocturnas brillaban en el cielo
como signos de una escritura antigua
perdida entre papiros
y la memoria empezó a destilar
la memoria escanció su licor
la droga melancólica
su fuego
sus conchas nacaradas
su espanto
su temblor.
Para recordar
tuve que partir
y soñar con el regreso
-como Ulises-
sin regresar jamás-
Ítaca no existe
a condición de no recuperarla.

Cristina Peri Rossi.

De "El viaje"

Partir
es siempre partirse en dos.

Cristina Peri Rossi.

VIII

Exactamente
cansada
harta
agotada
irritada
triste
         de todos los lugares del mundo.

Cristina Peri Rossi

I

Tengo un dolor aquí,
                                  del lado de la patria.

                                                             Cristina Peri Rossi

IV

Y en el silencio escondido adentro de la casa
y en el silencio que queda
cuando se van los amigos
en el silencio de los ceniceros
y los vasos ya sin agua
quisiste establecer la palabra exacta
sin saber
que el silencio y las palabras
son apenas agonías.

Cristina Peri Rossi

Dejó de escribir

Dejó de escribir el día en que los amigos
enterados de aquella singular manía
empezaron a contarle historias personales
con lo cual creían contribuir generosamente
a la Historia del Arte Universal.
Se figuró que si verdaderamente copiaba aquellas historias tristes, sórdidas
a alguien se le podía ocurrir
que habían sido invenciones suyas.

Cristina Peri Rossi.

Podría escribir

Podría escribir los versos más tristes esta noche,
si los versos solucionaran la cosa.

Cristina Peri Rossi.

Esa mujer

Esa mujer
miraba sin ver a nadie
porque sus ojos
eran el espejo
donde se miraba.

Cristina Peri Rossi.

En sus ojos

En sus ojos acuosos
hubiera navegado toda la vida
si no fuera
que no tienen orillas.

Cristina Peri Rossi

Antonio Machado

Si la invento es porque no existe
y esa es razón suficiente para inventarla.

Cristina Peri Rossi

De "Poesía reunida"

No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudad
sin ti
y escuchar los ruidos del agua
al bajar
y pensar que allí donde estás viviendo
sin mí
llueve sobre la misma ciudad
Quizás tengas el cabello mojado
el teléfono a mano
que no usas
para llamarme
para decirme
esta noche te amo
me inundan los recuerdos de ti
discúlpame,
la literatura me mató
pero te le parecías tanto.

Cristina Peri Rossi

Buscamos

Buscamos siempre el absoluto y no encontramos sino cosas.

Novalis

Fragmento

He aprendido a distinguir esos estados que se suceden en mi ánimo, durante ciertos períodos, y que se reparten cada uno en mis días, llegando uno de ellos a echar al otro con la puntualidad de la fiebre; estados contiguos, pero tan ajenos entre sí, tan faltos de todo medio de intercomunicación, que cuando me domina uno de ellos no puedo comprender, ni siquiera representarme, lo que deseé, temí o hice cuando me poseía el otro.

Marcel Proust

Fragmento

  ¡Alejandra ! ¡Alejandra! ¡Piedad por tu espíritu! ¡Alejandra! ¿Qué será de ti, sola en esta muerte espasmódica? ¿En esta lugubridad humeante? ¡En este fuego sin alumbrar! ¡Alejandra! Piensa en tu alma.

Alejandra Pizarnik

Fragmento

Ese furioso deseo de hacer retroceder el tiempo un minuto siquiera, para deshacer o completar algo cuando es ya demasiado tarde.
William Faulkner

11/28/2015

Fragmento

La viudez de mi destino enmarcó mis huesos. Tengo lo oscuro que vaga silbando en mis aterrorizadas vísceras. Tengo la jocosa maraña de inimaginables plebiscitos artísticos. Tengo la burda emboscada de mi ardor innato. Y tengo mucho más que no digo, pues ya es tarde. Muy tarde. Tengo dieciocho años.

Alejandra Pizarnik

Fragmento

El hecho es que una gran dicha o una gran desgracia nos reducen al balbuceo… excepto si hablamos de ellas a distancia, en el dominio del recuerdo…

Victoria Ocampo

Fragmento

Soy un trozo de humo solidificado. Soy un residuo que alguien olvidó en el Olimpo. Se veía tan universal a fuerza de no verse. Un globo color verde la llenó de sueños rosados, pero su cuerpo no quería saber nada con la intangibilidad. Sus párpados caían, lentos y aburguesados.

Alejandra Pizarnik

11/24/2015

De "XXXVI"


Si fui amarga fue por la pena. 

Cristina Peri Rossi.

Fragmento

El amor es cuestión de palabras.

Cristina Peri Rossi

Fragmento

Cuando damos el combate por finalizado,
tiene el cuerpo lleno de palabras
que sangran por el cuarto
y así, desnuda y herida,
con el cuerpo lleno de señales
le tomo una fotografía.
Un día seré una escultora famosa,
y ella posará para mí,
muerta de palabras,
llena de letras como despojos.

Cristina Peri Rossi.

Dedicatoria II

La literatura nos separó: todo lo que supe de ti
lo aprendí en los libros
y a lo que faltaba,
yo le puse palabras.

Cristina Peri Rossi.