12/01/2015

Fragmento

Inquieta buscar en el mismo sitio de siempre. Lo que no se encuentra termina por ser presencia. Y yo sé lo que digo, lo sé tanto que no debiera decírmelo de nuevo. Pero mi lengua procaz no se deshabitúa de rumiar siempre lo de siempre . Y además, qué puro gozo en la noche martirizarme con invocaciones y llamados. Yo me asusto. Yo me pongo una sábana negra y me acerco al espejo con un cirio y me hago señales de adiós.

Alejandra Pizarnik

11/30/2015

Untitled

Love existed before heaven or earth.

Love’s presence is not from our time.

Hafiz

De los "Diarios"

Lloré porque se fue el ser con el que pensaba unirme y constituir una pareja como tantas otras. Lloré porque jamás conoceré el encanto de la comunicación plena. Lloré porque la llave que abrió la puerta indicó un claustro (¡ el anhelado encierro junto a los libros! ¡La soledad infinita!). ¡Sí! Lloré porque terminó la farsa. ¡Abajo las máscaras! Éste es tu lugar, Alejandra, y jamás saldrás de aquí. Éste es tu lugar, junto a Rimbaud y Nerval. ¡Junto a Vallejo! Junto a los adorados seres inexistentes que jamás te desilusionarán y a los que nunca cansarás con tus andares de neurótica mundana. Heme acá. Las cuatro paredes rodean mi alma. Hemos llegado al final de un experimento necesario y fracasado. Acá. Sí. Con la pluma y el llanto que nutre conmovedor la savia de mi escritura. ¡Sola!

Alejandra Pizarnik

Fragmento

Pensando que el camino iba derecho,
vine a parar en tanta desventura,
que imaginar no puedo, aun con locura,
algo de que esté un rato satisfecho.

Garcilaso de la Vega

Fragmento

Aguante usted el ser calificada de nerviosa. Pertenece usted a esa familia magnífica y lamentable que es la sal de la tierra. Todo lo grande que conocemos nos viene de los nerviosos. Ellos y no otros son quienes han fundado las religiones y han compuesto las obras maestras. Jamás sabrá el mundo todo lo que se les debe, y sobre todo lo que han sufrido ellos para dárselo.

Marcel Proust

Cercanías

No necesito ir muy lejos
para soñar
Un tren de cercanías me basta
Unas vías herrumbrosas que corren
al borde del mar
y ya me siento en otro mundo
Mi ignorancia de la nomenclatura
me permite bautizar con otros nombres
Mi ajenidad
-soy la extranjera, la de paso-
es la ciudadanía universal de los sueños.

Cristina Peri Rossi.

Dialéctica de los viajes

Para recordar
tuve que partir.
Para que la memoria rebosara
como un cántaro lleno
-el cántaro de una diosa inaccesible-
tuve que partir.
Para pensar en ti
tuve que partir.
El mar se abrió como un telón
como el útero materno
como la placenta hinchada
lentas esferas nocturnas brillaban en el cielo
como signos de una escritura antigua
perdida entre papiros
y la memoria empezó a destilar
la memoria escanció su licor
la droga melancólica
su fuego
sus conchas nacaradas
su espanto
su temblor.
Para recordar
tuve que partir
y soñar con el regreso
-como Ulises-
sin regresar jamás-
Ítaca no existe
a condición de no recuperarla.

Cristina Peri Rossi.

De "El viaje"

Partir
es siempre partirse en dos.

Cristina Peri Rossi.

VIII

Exactamente
cansada
harta
agotada
irritada
triste
         de todos los lugares del mundo.

Cristina Peri Rossi

I

Tengo un dolor aquí,
                                  del lado de la patria.

                                                             Cristina Peri Rossi

IV

Y en el silencio escondido adentro de la casa
y en el silencio que queda
cuando se van los amigos
en el silencio de los ceniceros
y los vasos ya sin agua
quisiste establecer la palabra exacta
sin saber
que el silencio y las palabras
son apenas agonías.

Cristina Peri Rossi

Dejó de escribir

Dejó de escribir el día en que los amigos
enterados de aquella singular manía
empezaron a contarle historias personales
con lo cual creían contribuir generosamente
a la Historia del Arte Universal.
Se figuró que si verdaderamente copiaba aquellas historias tristes, sórdidas
a alguien se le podía ocurrir
que habían sido invenciones suyas.

Cristina Peri Rossi.

Podría escribir

Podría escribir los versos más tristes esta noche,
si los versos solucionaran la cosa.

Cristina Peri Rossi.

Esa mujer

Esa mujer
miraba sin ver a nadie
porque sus ojos
eran el espejo
donde se miraba.

Cristina Peri Rossi.

En sus ojos

En sus ojos acuosos
hubiera navegado toda la vida
si no fuera
que no tienen orillas.

Cristina Peri Rossi

Antonio Machado

Si la invento es porque no existe
y esa es razón suficiente para inventarla.

Cristina Peri Rossi

De "Poesía reunida"

No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudad
sin ti
y escuchar los ruidos del agua
al bajar
y pensar que allí donde estás viviendo
sin mí
llueve sobre la misma ciudad
Quizás tengas el cabello mojado
el teléfono a mano
que no usas
para llamarme
para decirme
esta noche te amo
me inundan los recuerdos de ti
discúlpame,
la literatura me mató
pero te le parecías tanto.

Cristina Peri Rossi

Buscamos

Buscamos siempre el absoluto y no encontramos sino cosas.

Novalis

Fragmento

He aprendido a distinguir esos estados que se suceden en mi ánimo, durante ciertos períodos, y que se reparten cada uno en mis días, llegando uno de ellos a echar al otro con la puntualidad de la fiebre; estados contiguos, pero tan ajenos entre sí, tan faltos de todo medio de intercomunicación, que cuando me domina uno de ellos no puedo comprender, ni siquiera representarme, lo que deseé, temí o hice cuando me poseía el otro.

Marcel Proust

Fragmento

  ¡Alejandra ! ¡Alejandra! ¡Piedad por tu espíritu! ¡Alejandra! ¿Qué será de ti, sola en esta muerte espasmódica? ¿En esta lugubridad humeante? ¡En este fuego sin alumbrar! ¡Alejandra! Piensa en tu alma.

Alejandra Pizarnik

Fragmento

Ese furioso deseo de hacer retroceder el tiempo un minuto siquiera, para deshacer o completar algo cuando es ya demasiado tarde.
William Faulkner

11/28/2015

Fragmento

La viudez de mi destino enmarcó mis huesos. Tengo lo oscuro que vaga silbando en mis aterrorizadas vísceras. Tengo la jocosa maraña de inimaginables plebiscitos artísticos. Tengo la burda emboscada de mi ardor innato. Y tengo mucho más que no digo, pues ya es tarde. Muy tarde. Tengo dieciocho años.

Alejandra Pizarnik

Fragmento

El hecho es que una gran dicha o una gran desgracia nos reducen al balbuceo… excepto si hablamos de ellas a distancia, en el dominio del recuerdo…

Victoria Ocampo

Fragmento

Soy un trozo de humo solidificado. Soy un residuo que alguien olvidó en el Olimpo. Se veía tan universal a fuerza de no verse. Un globo color verde la llenó de sueños rosados, pero su cuerpo no quería saber nada con la intangibilidad. Sus párpados caían, lentos y aburguesados.

Alejandra Pizarnik

11/24/2015

De "XXXVI"


Si fui amarga fue por la pena. 

Cristina Peri Rossi.

Fragmento

El amor es cuestión de palabras.

Cristina Peri Rossi

Fragmento

Cuando damos el combate por finalizado,
tiene el cuerpo lleno de palabras
que sangran por el cuarto
y así, desnuda y herida,
con el cuerpo lleno de señales
le tomo una fotografía.
Un día seré una escultora famosa,
y ella posará para mí,
muerta de palabras,
llena de letras como despojos.

Cristina Peri Rossi.

Dedicatoria II

La literatura nos separó: todo lo que supe de ti
lo aprendí en los libros
y a lo que faltaba,
yo le puse palabras.

Cristina Peri Rossi.

9/18/2015

De "En la ardiente oscuridad"

"Te quiero con tu tristeza y tu angustia; para sufrir contigo y no para llevarte a ningún falso reino de la alegría"

Antonio Buero Vallejo

9/10/2015

Fracaso

Siete veces dijo el lobo al cordero, ¡Ten cuidado!
A la octava vez lo devoró.

Qué fue lo que me hizo querer
todo lo que quiere mi corazón.

O qué me hizo creer que yo podría
separar agua del agua,

lo que no se puede separar
y tan sólo en el cielo

se convierte en aire.
Mientras tanto

tan sólo el corazón sigue ahí, deseoso
como siempre,

sin haber atrapado lo que deseaba
en su anzuelo.

Natan Zach

8/22/2015

De "Despedida"

Yo quiero amanecer en una esquina:
morirme  con los ojos abiertos:
para  no dejar nunca de mirar la noche.

Armando  Rubio

Cualidad

Que mi rostro
siga
siempre
pálido:
así
nadie
sospechará
mi muerte.

Armando Rubio

De ¿Por qué?

Si tus ojos robaron  mi alegría
¿por qué  no los robaste de mi mente?
...
¿Por qué  te puso Dios en mi camino
si habías de pasar indiferente?

Alberto Rubio Domínguez

8/13/2015

Sobre la música 'Canto lánguido'

Busco y busco,
sola, siempre sola,
triste, siempre triste. 
Es la estación templada a veces, a ratos fría, 
la más difícil de sufrir. 
Dos o tres copas de vino suave
no bastan para enfrentar el agrio viento de la noche. 
Pasan las ocas salvajes, hiriendo mi corazón.
Hace largo tiempo que las veo pasar. 
Cubren el suelo los crisantemos
deshojados. ¿Quién los recogerá? 
Sola, detrás de mis ventanas,
el día me parece interminable. 
La fina lluvia sobre las hojas del plátano,
cae gota a gota en el crepúsculo. 
¿Es que todo esto puede contenerlo la palabra 'pena'?

Li Ching Chao (1081-1140). 

Imagen

Con frecuencia contemplo en el agua mi frente y mis sienes. 
Ya no veo alegres colores, sino mi pelo blanco.
La juventud perdida, ¿adónde iré a buscarla?
¿Para qué enturbiar las aguas del lago? 

Po Chu Yi (772-846)
Marchar o quedar, es la misma congoja. 
Quisiera ser yo y otra distinta a la vez. 

Ts'ai Yen (siglos II-III)

VI

Yo sueño con el ayer,
ya sin regreso posible. 

Ts'ai Yen (siglos II-III)

Mi problema

Mi problema es que tú eres mi problema.

Nizar Kabbani

Lo más bello

Lo más bello de nuestro amor
es que camina sobre las aguas sin hundirse.

Nizar Kabbani.

Escribí

Escribí en el viento
el nombre de mi amada
lo escribí en el agua
sin saber que al viento
no le gusta escuchar,
sin saber que el agua
no recuerda los nombres.

Nizar Kabbani

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Por qué desde que me amas
mi lámpara alumbra
y mis cuadernos han florecido?
Las cosas han cambiado desde que me amas:
me he convertido en un niño
que juega con el sol
y en un profeta
cuando sobre ti escribo.

Nizar Kabbani

Todas las palabras

Todas las palabras
de los diccionarios, cartas y novelas
han muerto.
Quiero descubrir
un camino para amarte
sin palabras.

Nizar Kabbani.

Mi amada me pregunta

Mi amada me pregunta:
"¿Cuál es la diferencia entre el cielo y yo?"
La diferencia, amor mío,
es que cuando ríes
me olvido del cielo.

Nizar Kabbani

Mientras

Mientras seas mi amor
Dios estará en el cielo.

Nizar Kabbani

7/26/2015

De "Baile"

No sé si para otros,
para mí esto es del todo suficiente
para ser feliz e infeliz:

un rincón modesto,
en el que las estrellas den las buenas noches
y hacia el que parpadeen sin ningún significado.

Wyslawa Szymborska

Las tres palabras más extrañas

Cuando pronuncio la palabra Futuro,
la primera sílaba pertenece ya al pasado.

Cuando pronuncio la palabra Silencio,
lo destruyo.

Cuando pronuncio la palabra Nada,
creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.

Wyslawa Szymborska

De "Bajo una pequeña estrella"

Sé que mientras viva nada me justifica
porque yo misma me lo impido.

Wyslawa Szymborska

De "A mi corazón el domingo"

Cuidas que no me sueñe al vuelo,
y hasta el extremo de un vuelo
para el que no se necesitan alas.


Wyslawa Szymborska

De "La estación de ferrocarril"

Tuvo lugar incluso
la cita acordada.

Fuera del alcance
de nuestra presencia.

Wyslawa Szymborska

De "Poema en honor"

Se le adhirió el silencio sin que la voz dejara cicatriz.
La ausencia tomó forma de horizonte.

Wyslawa Szymborska

De "Prólogo de la Comedia"

Cuando le dijeron que no existía, al no poder morir de pena, tuvo que nacer.

Wyslawa Szymborska

Sin título

Tanto se quedaron solos,
tanto sin una palabra,
en tal desamor, que merecen un milagro:
un rayo desde una nube alta, convertirse en piedra.


Wyslawa Szymborska

De "Mono"

Expulsado del Paraíso antes que el hombre
por tener unos ojos tan contagiosos
que, al pasear por el jardín,
hundía en una tristeza imprevisible
a los mismos ángeles.

Wyslawa Szymborska

De "Minuto de silencio"

Nos conocemos a nosotros mismos
en la medida en que nos ponen a prueba.

Wyslawa Szymborska

De "Algo evidente"

Yo no lo presentí, tú no lo adivinaste:
nuestros corazones brillan en la oscuridad.

Wyslawa Szymborska

De "Noche"

En ninguna bondad, en ningún amor
voy a creer,
más indefensa
que las hojas de noviembre.
Ni a confiar,
en nada vale la pena confiar.
Ni voy a amar,
a llevar el corazón vivo en el pecho.
Cuando suceda lo que ha de suceder,
cuando suceda,
me latirá un hongo seco
en lugar de corazón.

Wyslawa Szymborska

De "Noche"

Esta noche calla,
pero calla contra mí.

Wyslawa Szymborska

6/29/2015

A sí mismo

Ahora descansarás por siempre,
mi cansado corazón. Murió el postrer engaño
que eterno yo creí. Murió. Bien siento
en nosotros de los amados engaños
no sólo la esperanza sino el deseo extinto.
Reposa para siempre. Bastante
has palpitado. No valen cosa alguna
tus impulsos, ni es digna de suspiros
la tierra. Amargura y hastío
es la vida, no otra cosa; y fango es el mundo.
Tranquilízate. Desespera
por última vez. El hado a los humanos
sólo les dio el morir. Despréciate ya a ti
y a la naturaleza, y el indigno
poder que, oculto, impera sobre el mal común,
y la infinita vanidad de todo.

Giacomo Leopardi.

Fragmento de "A su dama"

Ya no tengo esperanza
de contemplarte viva,
si ya no fuese que, solo y desnudo,
por otra vía y hacia extraña estancia
vaya mi espíritu. Y con el nuevo
comienzo de mi día oscuro, incierto,
te supuse de paso en esta tierra.
Pero nada existe en este suelo
que a ti se te asemeje, y si lo hubiese
y en el rostro, los actos, las palabras
te igualase, sería menos bello.

Giacomo Leopardi

Sin mostrar

Sin mostrar su color,
lo que va cambiando
en este mundo,
ahora sé que es la flor
del corazón de la gente.

Komachi

En la realidad

En la realidad
sé que debe ser así,
pero qué tristeza
cuando hasta en sueños
me sigues evitando.

Ono no Komachi (s.IX)

Respuesta

La oscuridad
de mi esperanza
me tiene confundido.

Narihira

Poema del concurso de poemas de la Emperatriz en el reino de Kanpyo

En Suminoe
a la orilla llegan las olas
pero de noche
por el camino del sueño
¿por qué no llegas tú?

Fujiwara no Toshiyuki (s. IX)

Noche tras noche

Noche tras noche,
no encuentro la manera
de disponer de mi almohada.
¿Cómo será que dormí
la noche en que te vi en sueños?

Autor desconocido. 

Compuesto una noche cuando volvía después de despedirse, al oír el canto del grillo

Grillo, no cantes
con tanto dolor:
si es larga tu pena
como la noche de otoño
mayor es la mía.

Fujiwara no Tadafusa (s.X)

Compuesto al ver flores en el palacio de Nagisa

Si en este mundo
no existieran las flores
de cerezo,
tendría la primavera
el corazón más tranquilo.

Ariwara no Narihira (s. IX)

De "Cambio de piel en Estambul"

Tiempos y lugares obedecen a un orden oculto:
tan sólo tú te vacías. 
A todas horas, contigo o sin ti, Estambul se desborda. 
Aferrado al pasado, eres una piel seca
que ya no siente como la serpiente,
se renueva tu alma, llena hasta los bordes.
Se desborda contigo. O sin ti. 

Shlomo Avayou

Quiero cruzar un río

No me apartéis de la luz tenue.
Con mi propia piel espero palpar el cuidado,
el amor que es fuente que mana.

Respirar libertad en una inspirada acción:
quiero cruzar un río. La angustia
me arrastra al torbellino. No me dejéis
naufragar maniatado, enmudecido.

Nudo de nervios, cuerpo y alma
agobiados yo y mis íntimos alacranes,
yo nido de ofidios.

Un alma culpable sacrifica mi cuerpo.
Mirad cómo va cortejando a su agonía,
besando el azote como el perro atado
que ama a su torturador, a su amo.

Shlomo Avayou

Soneto XIII

Dirige a Dios pues tus alas mortales,
que nadie en vano por él entristece. 

Donato Bramante

Soneto VIII

Aquel que en sus fuerzas confía tanto
que vencer crea a Amor, Muerte o Fortuna,
harto se engaña, pues yo mismo en una
de ellas he hallado el sempiterno llanto,
que oyendo mi alarde Amor entretanto,
pues vencerme no podía arte alguna,
viendo su arma que de mi sangre ayuna,
por vil, indignado, clavó su espanto.
Y murmurando a tierra descendía:
"Si el corazón crees duro cual diamante,
yo haré tu sangre
para siempre mía".
Luego acudió con tal gentil semblante,
que la mirada apresaba y vencía,
volvió al cielo, y yo troqué en amante.

Donato Bramante

4/10/2015

De "En el sendero de las pesadillas"

Tú me dices que este fuego
no quema, que pasas
entre las llamas de mi noche y no te dañas.

"La voz de este llanto", dices,
"no escucho. Tu sueño es mudo.
Tú sueñas y yo estoy velando".

Leah Goldberg

De "Heridas de amor"

Y un saberse impotentes: no pasaremos,
no nos encontraremos sobre el puente de la bendición.
Sólo tu mano fue como un rayo de luz
tendida hacia mí en la oscuridad.

Leah Goldberg

De "Mariposa negra"

Mis seres queridos tuvieron la bondad de entrar en mi sueño
en una casa deshabitada
en la que penetré después de ahogarme.

Zelda Shneerson.

De "Renuncié a mi dulzura"

El corazón ronda por su camino umbrío
y regresa a Dios.

Zelda Shneerson

De "Toda la noche lloré"

Toda la noche pensé:
muchas criaturas viven
en mi pecho doliente
y otras historias,
tengo que prender velas
y contemplarlas
antes de dormir la muerte.

Zelda Shneerson.

De "En la última encarnación"

Hubiera querido recortar las angustias
un círculo de silencio
en el que se reflejara la pureza
del cielo.
Y yo habría sido como un pájaro.

Zelda Shneerson

"No me alejes de ti"

Es difícil para un corazón desesperado
cuando llegan
la noche
y las palabras.

Zelda Shneerson

De "Tú me guardas silencio"

"Para todo te imploraba,
luz-
pues temía
en la oscuridad no distinguir
entre agua viva
y cisternas rotas"

Zelda Shneerson

De "No te alejes"

También mi alma está a leguas de distancia
del yo del que llora. Es ley ineludible.

Zelda Shneerson.

De "Pasa la amargura de la muerte"

Pasa la amargura de la muerte
cuando el alma se separa
temblando
de las esperanzas terrenales.

Zelda Shneerson.

De "Como retoño de los valles"

Si tu alma es noble
como retoño de los valles
llegarás al corazón de las cosas
acortando el camino
llegarás al corazón de las cosas.

Zelda Shneerson

De "El hombre cuyo corazón es una flor dulce"

No desprecies al caminante,
pues olvidó
que para apretar contra el corazón
una soledad balbuciente,
y para acariciar su aflicción
en la inmortalidad del alma,
solamente Dios tiene tiempo.

Zelda Shneerson

De "Aquella noche"

Aquella noche,
sentada sola en el patio
silencioso
observando las estrellas-
decidí en mi corazón,
fue casi un voto-
consagrar noche tras noche un momento,
un corto y único momento,
a esta belleza luminosa.

Zelda Shneerson

De "La habitación iluminada de mi madre"

Cuando muera -
Dios descoserá mi tejido
hilo a hilo,
y arrojará mis colores al mar,
a los depósitos del abismo.
Y quizás los transforme en flor, quizás en mariposa
de color nocturno tierno, de color nocturno vivo.

Zelda Shneerson

3/28/2015

Deshielo a mediodía

El aire matinal repartió sus cartas con sellos incandescentes.
La nieve iluminó y todos los pesares se alivianaron: un kilo pesaba
apenas setecientos gramos.
El sol estaba alto sobre el hielo, volando por el lugar, caliente y frío
a la vez.
El viento avanzó lentamente como si empujase un cochecillo de niño
frente a sí.
Las familias salieron, vieron cielo abierto por primera vez
en mucho tiempo.
Estábamos en el primer capítulo de un relato muy intenso.
El resplandor del sol se adhería a todos los gorros de piel,
como el polen a los abejorros,
y el resplandor del sol se adhirió al nombre INVIERNO
y se quedó allí hasta que el invierno hubo pasado.
Una naturaleza muerta de troncos, en el lago, me puso pensativo.
Les pregunté:
«¿Me acompañan hasta mi niñez?» Respondieron: «Sí».
Desde la espesura se escuchó un murmullo de palabras
en un nuevo idioma:
las vocales eran cielo azul y las consonantes eran ramas negras
y hablaban
muy lentamente sobre la nieve.
Pero la tienda de saldos, haciendo reverencias con su
estruendo de faldas,
hizo que el silencio de la tierra creciese en intensidad.


T. Tranströmer

Pájaros matinales

Despierto el coche

que tiene el parabrisas cubierto de polen.
Me coloco las gafas de sol.
El canto de los pájaros se oscurece.
Mientras otro hombre compra un diario
en la estación de tren
cerca de un gran vagón de carga
que está completamente rojo de herrumbre
y centellea al sol.
No hay vacíos por aquí.
Cruza el calor de primavera un corredor frío
por el que alguien apurado llega
y cuenta que se lo ha calumniado
hasta en la Dirección.
Por una trastienda del paisaje
llega la urraca
negra y blanca. Pájaro agorero.
Y el mirlo que se mueve en todas direcciones
hasta que todo es un dibujo al carbón,
salvo la ropa blanca en la cuerda de tender:
un coro de Palestrina.
No hay vacíos por aquí.
Fantástico sentir cómo el poema crece
mientras voy encogiéndome.
Crece, ocupa mi lugar.
Me desplaza.
Me arroja del nido.
El poema está listo.
T. Tranströmer

3/17/2015

De "Las causas"


Las formas de la nube en el desierto. 


Cada arabesco del calidoscopio. 



Cada remordimiento y cada lágrima. 



Se precisaron todas esas cosas 



para que nuestras manos se encontraran.



Jorge Luis Borges

2/21/2015

Me dijiste

Me dijiste que te amara
y me fui a la calle.
El espacio del cuarto no era suficiente para volar.
G Abdolmalekian

2/19/2015

Consejo

Un pájaro que murió me dio un consejo: ten siempre en la mente el vuelo.

Forugh Farrojzad


Estoy pensando que

Estoy pensando que... Podría de pronto abrir las alas, volar fuera de esta silenciosa prisión, reír en la cara de mi carcelero y, junto a ti, empezar a vivir de nuevo. 

Forugh Farrojzad

Toda la noche

Toda la noche allí en mi pecho hubo quien jadeaba de desesperación, quien se levantaba, quien te deseaba y a quien sus dos manos frías volvían a rechazar.

Forugh Farrojzad

Verso

Mi existencia entera es un verso oscuro 


Forugh Farrojzad

1/31/2015

Y entonces

Y entonces llegó el día
En que el riesgo
De permanecer encerrado en un capullo
Era más doloroso
Que el riesgo de florecer.

Anais Nin

1/05/2015

De "Te he traído un dios"

Pero ni tú dijiste ven
Ni yo pude acudir a pesar de todo
Nuestro amor empezó con separaciones

Umit Yasar

De "No somos hermanos"

En los momentos en que se interrumpían mis sueños
Era en ti en quien pensaba

Umit Yasar

De "No somos hermanos"

Todas las penas que me has dado tienen un lugar en mi corazón
En cualquier libro que he abierto te he leído durante años...

Umit Yasar

De "Un mundo para dos"

Mi pasado había sido bello limpio blanco contigo
Lo ensucié
Perdóname

Umit Yasar

De "Un mundo para dos"

En el puente de Budapest
Una gitana me predijo el futuro
Me dijo que moriría dentro de tres días
Yo te estoy buscando desde hace tres mil años
Estoy triste como los olores de las alcantarillas
Tengo ganas de ahorcar al mundo
Que sean todas las estrellas mis testigos
No soy hombre si no lo hago

Umit Yasar