12/17/2014

De "La Eneida"

Es fácil y sencillo bajar a las profundidades del Averno, 

pues la tenebrosa puerta del sepulcro está abierta día y noche; sin embargo, 

el regreso hacia arriba, a la clara atmósfera del cielo,

 pasa por un sendero duro y doloroso. 

Virgilio

11/21/2014

De "Sin embargo"

Te deseo un amante con el corazón roto
para que sepa entenderte
y para que respete tu tristeza
cuando haya humedades,
pero sobre todo
para que proteja los destrozos del tuyo
con el suyo
y cuando tiemblen
tener un sustento.

Elvira Sastre

De "Eres lo más bonito que he hecho por mí"

Eres el pasado de todas mis ausencias. 

Elvira Sastre 

De "Lugar, casa, hogar"

Cuando uno se marcha
se da cuenta de que hogar
no es de donde vienes
ni a donde vas.
Llevamos la casa a cuestas,
y a veces son tan empinadas y estrechas
que la abandonamos a mitad de camino.

Por eso,
cuando nos perdemos a nosotros mismos
cuesta tanto sentirse a salvo...

Pero a ti podría decirte
que haré de cualquier lugar que lama tus huellas
tu hogar.

A ti podría decirte
que si algún día me abandonas
me colocaré delante,
justo en ese preciso lugar
que no te permita nunca
mirar hacia atrás con pena.

A ti podría decirte
que has de saber que ya ocupas mis ojos,
que llevo tu risa incrustada en mis arterias,
que no hay lugar en mi cuerpo en el que no quepa tu pena,
que cuando no tengas un sitio al que volver
pienses que tienes abiertos todos mis huecos.

A ti podría decirte
que si un día te sientes perdida
dentro de ti misma,
daré con la solución a tu laberinto
abriéndome el pecho
y poniéndote delante,
justo en ese lugar donde hablo tanto de ti
que no te costará esfuerzo reconocerte
y volver a encontrarte.

A ti podría decirte
que para mí
cualquier lugar
es mi casa
si eres tú
quien abre
la puerta

Elvira Sastre

De "Pero eres tú, pero soy yo"

Salta,
que llevo tus alas por banderas desde el primer día.

Elvira Sastre

De "Este puto milagro divino"

Yo
que siempre pestañeo
cuando pasan estrellas fugaces,
que lloro viendo anochecer en el mar
o escuchando a Ludovico Einaudi
porque me siento
incapaz
de abarcar
tanta
belleza
y eso me llena de tristeza,
que tengo un corazón en dos por cuatro
y un silencio entre los labios,
que temo más a la oscuridad
que a los monstruos,
que no pertenezco a ningún lugar
para cohabitar con mi existencia
y debo mil facturas,
que no confío en quien me quiere
por no salir de mi rutina,
que escribo
porque no soporto mi ruido
y todo lo demás es adorno.

Elvira Sastre

De "Oh Dios"

Odio
mi falta de presencia ante los destellos,
esta incapacidad mía
al intentar atrapar las estrellas fugaces
y obligarlas a quedarse,
repeler
todo aquello que signifique abrazarme
por si me daña.

Elvira Sastre

11/16/2014

Sol el primero

No conozco ya la noche, terrible anonimia de la muerte.
En lo hondo de mi alma ancla una flota de estrellas.
Véspero, centinela, brilla junto a la celeste
brisa de una isla que me sueña
para que anuncie yo el alba desde sus altas rocas.
Mis dos ojos en abrazo te navegan, con el astro
de mi verdadero corazón: no conozco ya la noche.
No conozco ya los nombres de un mundo que me niega.
Nítidamente leo las conchas, las hojas, las estrellas.
El rencor me es superfluo en las sendas del cielo.
Salvo que sea el sueño, que me vuelve a mirar
cruzar con lágrimas, el mar de la inmortalidad.
Véspero bajo el arco de tu fuego de oro,
La noche, que es sólo noche, no la conozco ya.

Odysseas Elytis

7/18/2014

Fragmento

"Algo he de andar buscando en ti, 
algo mío que tú eres 
y que no has de darme nunca"

Jaime Sabines

7/17/2014

Ojos

Me has acorralado
y con odio agarrado mis solapas,
me has empujado hacia un rincón
y me has golpeado
hasta dejar tinto de sangre
el aire mismo,
y así y todo,
he aquí que todavía me levanto
y mirándote te digo:
ahora mismo,
en este momento lo decido,
haré donación de mis ojos
aunque tenga que llevarlos
mi asesino.


Clara Janés

Liebestod

Mientras transcurre la vida desmembrándose 
en un lento y fingido suicidio 
el corazón vislumbra una sola victoria: 
erguirse en el vacío con violencia 
y precipitar la muerte. 

Siempre que sea ésta la muerte del río al desbordarse: 
una muerte de amor.


Clara Janés 

Fragmento

Me dejaré morir en tu silencio.

Clara Janés

Fragmento de "En el umbral oscuro"

En el umbral oscuro la copa destelló
y en mi mirada se adentró
la filigrana de la plata.
Bebe, dijo su portador:
Y bebí sus ojos en el vino.
Y bebí el vino en sus labios.
Y él bebió sus labios en los míos.
Y encendí las velas.
Desplegó una sábana azul
que abarcaba los ocho cielos
salpicados del oro de los astros
y me envolvió y a sí mismo, en ella.
Y como el entero firmamento
me abrazó.
Y se adentró en mi vida
y en aquella
noche
la deshojó hasta la tersura del alba.
Con el tacto del más leve pétalo
se dobló su cabeza en mi cuello,
sus bucles negros
emitían un aroma de abismo.
Y por su boca
besé yo la muerte,
y en torno a mí
replegó las alas.


Clara  Janés 

Carta III

Nunca sabré de ti,
y eso lo supe
desde el primer encuentro.

Esta certeza tiene tanta fuerza
que es
como si tuviera noticias tuyas
a cada momento.

Clara Janés

Fragmento

Nunca sabré de ti, y eso lo supe desde el primer encuentro. 
Esta certeza tiene tanta fuerza que es como si tuviera noticias tuyas 
a cada momento.

Clara Janés

Fragmento

Revuelta con el viento mi alma has arrastrado hasta la orilla de tu alma.

Clara Janés

Carta de Frida Kahlo a Diego Rivera

Mi Diego:
Espejo de la noche.
Tus ojos espadas verdes dentro de mi carne, ondas entre nuestras manos.
Todo tú en el espacio lleno de sonidos - En la sombra y en la luz. Tú te llamarás Auxocromo el que capta el color. Yo Cromoforo - La que da el color.
Tú eres todas las combinaciones de números. La vida.
Mi deseo es entender la línea la forma el movimiento. Tú llenas y yo recibo. Tu palabra recorre todo el espacio y llega a mis células que son mis astros y va a las tuyas que son mi luz.

7/15/2014

Fragmento

Years of love have been forgot
in the hatred of a minute...

Edgar Allan Poe

7/08/2014

Nostalgia en una noche silenciosa

Brillantes luces inundan mi lecho.
¿Será la escarcha sobre la tierra?
Alzo los ojos y veo la luna.

Al bajar la cabeza, añoro mi hogar.

Li Po 

7/03/2014

Fragmento

“En el peligro crece también lo que nos salva”.


F. Hölderlin

6/29/2014

Words

I don’t know where they come from.

I can summon them

(sometimes I can)

into my mind,

into my fingers,

I don’t know why. Or I’ll suddenly hear them

walking, sometimes

waking—

they don’t often come when I need them.

When I need them most terribly,

never.

Franz Wright

Fragmento

Soy 
la muchacha mala de la historia

María Emilia Cornejo

Como tú lo estableciste

sola,
descubro que mi vida transcurrió perfectamente
como tú lo estableciste
ahora
cuando la sensación de algo inacabado,
inacabado y ajeno
invade de escrúpulos mis buenas intenciones,
sólo ahora
cuando me siento en la mitad de todos mis caminos
atada a frases hechas
a cosas que se hacen por haberlas aprendido
como se aprende una lección de historia,
puedo pensar
que de nada sirvieron los consejos
ni las interminables conversaciones con tu madre,
y esas largas horas de mi vida
perdidas
en aprendizajes extraños
sobre pesas y medidas
colores
y sabores
y
en el vano intento de ir tras el sol
tras el vuelo de los pájaros.
de repente quiero acabar
con mi baño de todas las mañanas,
con el café pasado,
con mi agenda perfectamente estructurada
de citas y visitas
a las que asisto puntualmente;
pero es tarde
hace frío
y estoy sola.

María Emilia Cornejo



Fragmento

Querrías
Cual una alondra su espejo
Un sol donde morir con tu pena

René Crevel
Tal vez mis ojos duerman 
algún día: yo no. 

  Max Silva Tuesta

De "Cosas de la edad"

Que contra tales espejos
Se rompen los corazones.

Ramón de Campoamor

6/26/2014

De "Cumbres borrascosas"

“You loved me -then what right had you to leave me? What right -answer me- for the poor fancy you felt for Linton? Because misery and degradation, and death, and nothing that God or Satan could inflict would have parted us, you, of your own will, did it. I have not broken your heart- you have broken it; and in breaking it, you have broken mine" 

Emily Bronte.

De "Versos amebeos"

Hay mañanas que no deberían amanecer nunca
para que la luz no despierte lo que estaba dormido, 
lo que estaría mejor dormido
y aún en el sueño vela, acosa, hiere.

Ángel González 

De "Casi invierno"

Alamedas desnudas,
mi amor se vino al suelo.

...

¿Y me preguntas hoy por qué estoy triste?

Ángel González

De "El otoño se acerca"

Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.
Y lo perdimos para siempre.

Ángel Rodríguez

Fragmento

Por un instante su mirada se ablandó y pareció ofrecerme un puente; pero sentí que era un puente transitorio y frágil colgado sobre un abismo
 Ernesto Sábato

6/03/2014

Fragmento

"Porque quiero tu cuerpo ciegamente. 
Porque deseo tu belleza plena. 
Porque busco ese horror, 
esa cadena mortal, 
que arrastra inconsolablemente"

Blas de Otero

5/14/2014

Fragmento

Cada átomo de silencio 
es la posibilidad de un fruto maduro.

Paul Valery

4/24/2014

Fragmento

You pierce my soul. 
I am half agony,
half hope. 

Jane Austen

3/19/2014

De "Cómo pesa el amor"

Sé que algún día
se alzarán de nuevo
las yemas recién nacidas
de mi rojo corazón,
entonces, quizás,
oirás mi voz enceguecedora
como el canto de las sirenas;
te darás cuenta
de la soledad;
juntarás mi arcilla,
el lodo que te ofrecí,
entonces tal vez sabrás
cómo pesa el amor
endurecido.


Gioconda Belli

Destino del Poeta

¿Palabras? Sí, de aire,
y en el aire perdidas.

Déjame que me pierda entre palabras,
déjame ser el aire en unos labios,
un soplo vagabundo sin contornos
que el aire desvanece.

También la luz en sí misma se pierde.


Octavio Paz

De "Rayuela"


"Dónde estarás, dónde estaremos desde hoy, dos puntos en un universo inexplicable, cerca o lejos, dos puntos que crean una línea, dos puntos que se alejan y se acercan arbitrariamente."

Julio Cortázar

Fragmento


Sólo el hombre está solo. Es que se sabe
vivo y mortal. Es que se siente huir
–ese río del tiempo hacia la muerte–. 

Es que quiere quedar. Seguir siguiendo, 
subir, a contramuerte, hasta lo eterno.

Blas de Otero

2/11/2014

De "Nada resta de ti"



Nada resta de ti... te hundió el abismo...
te tragaron los monstruos de los mares.
No quedan en los fúnebres lugares
ni los huesos siquiera de ti mismo. 

Carolina Coronado

¡No hay nada más triste que el último adiós!



Si dos con el alma se amaron en vida
y al fin se separan en vida los dos.
¿Sabéis que es tan grande la pena sentida
que nada hay más triste que el último adiós?

En esa palabra que breve murmuran,
en ese gemido que exhalan los dos,
ni verse prometen, ni amarse se juran,
que en esa palabra se dicen ¡adiós!

Al fin ha llegado la muerte en la vida,
y al fin para entrambos morimos los dos;
al fin ha llegado la  hora cumplida,
la hora más triste... el último ¡adiós!

Ya nunca en la vida, gentil compañero,
ya nunca volvemos a vernos los dos;
por eso es tan triste mi acento postrero,
que nada hay más triste que el último ¡adiós!

Carolina Coronado

De "Para el alma no hay distancias"

Y si quieres mensajero
más alegre y placentero
que la luna peregrina,
yo te enviaré, compañero,
a la bella golondrina.

Ella por mí presurosa
cruzará el aire gozosa,
y entrando por tu ventana
te llevará una mañana
mi visita cariñosa.

"Despierta, mi bien querido;
-te dirá- si estás dormido,
que yo en su nombre te llamo:
ella dice... yo te amo:
Responde tú... no la olvido"

Carolina Coronado

2/07/2014

Fragmento



Lucero solar, mi corazón es tu palacio de estrellas. 

Al-Mu'tamid

2/03/2014

Fragmento



Find ecstasy in life:
the mere sense of living is joy enough. 

Emily Dickinson

2/01/2014

De "El amor de los amores"





"Nunca en tu frente sellará mi boca

el beso que al ambiente le regalo;
siempre el suspiro que a tu amor exhalo
vendrá a quebrarse en la insensible roca".


Carolina Coronado

Imagen: Christian Schloe

¡Oh, cuál te adoro!



¡Oh, cuál te adoro! con la luz del día
tu nombre invoco apasionada y triste,
y cuando el cielo en sombras se reviste
aún te llama exaltada el alma mía.

Tú eres el tiempo que mis horas guía,
tú eres la idea que a mi mente asiste,
porque en ti se concentra cuanto existe,
mi pasión, mi esperanza, mi poesía.

No hay canto que igualar pueda a tu acento
cuando tu amor me cuentas y deliras
revelando la fe de tu contento;

Tiemblo a tu voz y tiemblo si me miras,
y quisiera exhalar mi último aliento
abrasada en el aire que respiras.


Carolina Coronado (s. XIX)
Imagen: Christian Schloe

1/16/2014

Fragmento



En vano se echa la red ante los ojos de los que tienen alas.

Gabriela Mistral