6/12/2013

Tabique




Me recuerdo, todavía niña,
acompañada de una oculta tristeza;
era yo con mi ropa de luto
diferente y distinta del resto. 

Pasó el tiempo y no soy ya
niña entre las niñas,
mas no se ha alejado la tristeza
ni ha desaparecido el estigma. 

Todavía un tabique me separa
a mí del resto. Aún ahora,
ahora es diferente y distinta
está mi alma en su negra orfandad. 

Raquel Bluvstein

No hay comentarios: