6/12/2013

Fragmento



Te pedí una caricia de hermano:
¿es eso mucho pedir?
Mi alma está cansada de este viaje sin rumbo
por el inmenso desierto de la vida.

¿La culpa, de quién es, si se subleva
este corazón que cumple la sentencia?

Raquel Bluvstein

No hay comentarios: