3/31/2013

Te amo




"Te amo como se aman ciertas cosas oscuras, 
secretamente, entre la sombra y el alma"

Pablo Neruda

No quiero ya hablar





“No quiero ya hablar porque dicen que el pez por la boca muere y siempre que hablo contigo, acabo muriéndome más, un poco más”


Frida Kahlo

3/29/2013

Canción del Amor Lejano




Ella no fue, entre todas, la más bella,
pero me dio el amor más hondo y largo.
Otras me amaron más; y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.
Acaso fue porque la amé de lejos,
como una estrella desde mi ventana...
Y la estrella que brilla más lejana
nos parece que tiene mas reflejos.
Tuve su amor como una cosa ajena
como una playa cada vez más sola,
que únicamente guarda de la ola
una humedad de sal sobre la arena.
Ella estuvo en mis brazos sin ser mía,
como el agua en cántaro sediento,
como un perfume que se fue en el viento
y que vuelve en el viento todavía.
Me penetró su sed insatisfecha
como un arado sobre llanura,
abriendo en su fugaz desgarradura
la esperanza feliz de la cosecha.
Ella fue lo cercano en lo remoto,
pero llenaba todo lo vacío,
como el viento en las velas del navío,
como la luz en el espejo roto.
Por eso aún pienso en la mujer aquella,
la que me dio el amor más hondo y largo...
Nunca fue mía. No era la más bella.
Otras me amaron más... Y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.


José Angel Buesa


3/25/2013

Sirat Rahel




Sí, mejor que quede en el olvido su amargo recuerdo,
así la libertad me llamará de nuevo.
No anhelaré el fulgor de la hoguera del pasado
ni mendigando tenderé la mano

Sí, mejor que mi alma sea del universo,
que ni un solo hombre, nadie la pueda dominar;
he fortalecido y firmado como antes mi pacto
con el cielo y el campo

Raquel Bluvstein

En mi jardín



En mi jardín te he plantado,
en mi jardín escondido -en mi corazón.
Se han alzado tus ramas
y han ahondado tus raíces en mí.

De la aurora a la noche
no reposa, no está en calma el jardín-
eres tú que estás en él, tú que estás en él
con tus miles de pájaros cantando.

Raquel Bluvstein

De "A los elefantes"






No tiene fin este camino que asciende,
el fin de los caminos es solo nostalgia

Natán Alterman

Yo sabía



"Yo sabía, lo que fue, no volverá. También aquel lugar donde estuvimos; también él estaba muerto"

Aron Appelfeld

Era

"Era demasiado buena para este mundo,
demasiado mala para la gloria.
Al infierno pues, con ella: la partida está equilibrada"

Thomas Morton

3/14/2013

Peace...




"You cannot find peace by avoiding life"

Virginia Woolf

3/08/2013

Soneto XVII



No te amo como si fueras rosa de sal, topacio 
o flecha de claveles que propagan el fuego: 
te amo como se aman ciertas cosas oscuras, 
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

Soneto No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.


Pablo Neruda

3/07/2013

Adiós...

‎"No sé si sabes lo que quiere decir adiós. 
Adiós quiere decir ya no mirarse nunca, vivir entre otras gentes, reírse de otras cosas, morirse de otras penas."

Manuel Scorza

3/06/2013

De "Tryst in The Night"




And I, 
standing beneath the shower of her feathers,
and soaked by the opaque flake of dusk,
and the silvery shadows of the pines.
I was watching all that, silent-
in the silence of the night.

And, she was sliding all over the sky- 
she was surfing along the waves an eerie sea,
a sea but too vast, a sea but too cold, a sea but too quiet, 
a sea but too brisk to be just a sea, or even all the seas!

At times, 
she seemed the green soul of the trees,
She seemed holding the timeless and the time-
in her eyes, in her cries:

“You were right, right!
I could not be but unwelcome!
I could not stay with you, but discarded!
And I could not hide but discovered, sent away!

For the air of death had grown immense in me!
So immense that nil- but death, but death itself-
could pierce me inside, could gather me in
could stand by my side-
at this night...

Now I know; now I see,
you were right”.

I was hearing all that, silent.
in the rain of of her eyes, in the colour of her cries:

“But also I saw, I see!
Believe me, believe!
Though, I no longer live,
Your night flows, lands,
from the same putrid torrent!”

“I am not alive,
But Your Night still streams-
along the same vain torrent"...

Forough Farrokhzad