12/08/2012

Adonde quiera que vayamos






Adondequiera que vayamos siempre llegamos demasiado tarde


a aquello que una vez salimos a buscar.

Y en cualquier ciudad en que nos quedamos

están las casas a las que es demasiado tarde para volver

los jardines en los que es demasiado tarde para pasar una noche de luna


y las mujeres a las que es demasiado tarde para amar

lo que nos tortura con su intangible presencia.


Y sean cualesquiera las calles que creemos conocer

nos llevan más allá de los jardines floridos que andamos buscando

y que difunden por toda la vecindad sus pesadas fragancias.

Y cualesquiera que sean las casas a las que volvemos

llegamos demasiado tarde por la noche para ser reconocidos.

Y cualesquiera que sean los ríos en que nos reflejamos

no nos vemos hasta que les hemos dado la espalda.




Henrik Nordbrandt

No hay comentarios: