3/10/2012

El bosque del sueño




Las dos manos que abandoné
Me acompañan como una luna.

De día se perfilan como árboles en el camino
Y cuando en la noche corren las aguas de la imaginación
Me preceden hacia el bosque del sueño.


Las dos manos que abandoné
Se abren como mariposas dentro de mis ojos. 


Abdou Wazen

No hay comentarios: