3/02/2012

De ¡Oh, mar!

No te asombres
Si ves a alguien dispersar
Por los barrancos del viento
La arena que te hice para coronar
Tu cabeza real
Porque las estrellas,
Que no iluminan sus propios dedos,
Son falsas perlas.

Abdelkrim  Tabbal

No hay comentarios: