5/02/2010

La hora del regreso




Los pájaros del aire saben que el atardecer es la hora del regreso,

sólo el que anda errante no retorna a su hogar.

Inadvertidamente pierdo el fragante aliento de las flores

y paso un tiempo inútil con el esplendor de la luna.

Un rostro ceñudo aparece por la mañana en mi espejo,

lágrimas anhelantes manchan mi vestido primaveral.

La niebla del amanecer se desvanece sobre el Monte Wu,

a lo largo del río ch'i se desnudan las ramas verdes.

Te espero, pero nunca vienes.

Los gansos del otoño vuelan de a dos, de a dos.


Wang Yüan-chang

No hay comentarios: