5/27/2010

Fragmento


"Porque una traición semejante obliga a un enamorado a querer más, pero a apreciar menos"


Catulo

5/22/2010

Haiku




Me gustaría

mirar todo de lejos

pero contigo.


Mario Benedetti

5/20/2010

Sin leyes

(fragmento)

Agua de río, agua de mar;
estrella fija o errante,
estrella en el reposo nocturno.
Qué verdad,
qué limpia escena la del amor,
que nunca ve en las cosas
la triste realidad de su apariencia...

Claudio Rodríguez

5/14/2010

Ausencia




Habré de levantar la vasta vida

que aún ahora es tu espejo:

cada mañana habré de reconstruirla.

Desde que te alejaste,

cuántos lugares se han tornado vanos

y sin sentido, iguales

a luces en el día.

Tardes que fueron nicho de tu imagen,

músicas en que siempre me aguardabas,

palabras de aquel tiempo,

yo tendré que quebrarlas con mis manos.

¿En qué hondonada esconderé mi alma

para que no vea tu ausencia

que como un sol terrible, sin ocaso,

brilla definitiva y despiadada?

Tu ausencia me rodea

como la cuerda a la garganta,

el mar al que se hunde.


Jorge Luis Borges

5/02/2010

El cruel frío del invierno




El cruel frío del invierno ha llegado,

los vientos del norte son despiadados y amargos.

La pena más sutil conoce noches largas.

Levanto los ojos hacua la multitud de estrellas apiñadas.

La brillante luna de otoño está llena.

El sapo y la liebre de la luna desaparecen por vigésima vez.

Un viajero que llegó de lejos

me trajo una carta.

Arriba dice: "Te amaré siempre".

Y abajo: "Mucho tiempo estaremos separados".

Pongo la carta sobre mi pecho.

En tres años ninguna palabra ha perdido vigor.

Mi corazón solitario se mantiene fiel, fiel.

Temo que nunca lo sabrás.


Poema chino anónimo

De la hermosa

De la hermosa luna los astros cerca
hacia atrás ocultan luciente el rostro
cuando aquella brilla del todo llena
sobre la tierra...
Safo

La hora del regreso




Los pájaros del aire saben que el atardecer es la hora del regreso,

sólo el que anda errante no retorna a su hogar.

Inadvertidamente pierdo el fragante aliento de las flores

y paso un tiempo inútil con el esplendor de la luna.

Un rostro ceñudo aparece por la mañana en mi espejo,

lágrimas anhelantes manchan mi vestido primaveral.

La niebla del amanecer se desvanece sobre el Monte Wu,

a lo largo del río ch'i se desnudan las ramas verdes.

Te espero, pero nunca vienes.

Los gansos del otoño vuelan de a dos, de a dos.


Wang Yüan-chang