9/20/2008




Iba tan alto a veces que le resplandecía


sobre la piel el cielo bajo la piel el ave


ser que te confundiste con una alondra un día


te desplomaste otro como el granizo grave



Miguel Hernández

1 comentario:

Anónimo dijo...

Querida Poli:
Comprendo, solo quería conversar contigo unos minutos.
Nos vemos
Hagen